¡Que la bajada de las temperaturas no te pille por sorpresa en tu hogar!

Toma nota de estos consejos prácticos (y económicos) que convertirán el otoño en una de tus estaciones favoritas. Desearás llegar a casa y disfrutar de ella.

  • Aprovecha calor de la luz solar, afortunadamente aún hay mucha ¡y es gratis!

A primera hora del día, cinco minutos serán más que suficientes para ventilar las estancias de la casa. Después, cierra bien las ventanas con las persianas subidas y las cortinas abiertas para mantener ese extra de calor durante horas. Al oscurecer, baja las persianas y cierra las cortinas para alargar el efecto del calor.

  • Revisa puertas y ventanas. Instalar ventanas de calidad es una de las mejores inversiones que podemos hacer en una vivienda.

No obstante, en casos de ventanas antiguas, los burletes, selladores de silicona y bajos de puerta se convertirán en aliados infalibles y económicos para evitar las tan temidas corrientes de aire. Presta especial atención a la puerta de la calle: una idea tan simple como un felpudo más grueso y tupido puede ejercer como barrera natural frente aire que se filtra por debajo de la puerta de entrada.

  • Optimiza los textiles y elementos de decoración para que juegue a tu favor.

Alfombras, mantas para sofás, cubrecamas, cojines, cortinas de invierno, burletes decorativos… aportan también su granito de arena para rebajar tu factura del gas o de la luz. En Pinterest e Instagram puedes encontrar muchas ideas inspiradoras para conseguir ambientes cálidos adaptados a todos los gustos y presupuestos.

  • Examina las tuberías de agua y gas antes de encender la calefacción.

Las temperaturas bajas (tanto en el exterior como, a veces, en ciertas estancias como trasteros y garajes) hacen que corran el riesgo de congelarse y romperse. Para evitar cualquier imprevisto, ahora es el momento ideal para cambiar o reparar cualquier pieza en mal estado.

  • Revisa el sistema de calefacción.

No esperes a que llegue el frío para vigilar la presión, purgar los radiadores, y hacer una prueba de encendido para que, ante cualquier problema, dispongas de tiempo de subsanarlo. En el caso de las chimeneas el mantenimiento es primordial durante esta época del año. Asegúrate de que esté limpia. En caso contrario, te recordamos que los deshollinadores existen y no trabajan solo en Navidad. ?

  • Comprueba que las canalizaciones pluviales están libres de hojas atascadas.

Su presencia no solo provoca mal olor, sino que puede provocar atascos con la consecuencia de atascos, roturas e inundaciones.

  • El deshumidificador, especialmente si resides en zona de lluvias abundantes, puede convertirse en tu mejor amigo. Aire de mejor calidad, tiempo menor de secado de la ropa y menor sensación de frío son solo algunas de las ventajas que te proporcionará. No dudes en utilizarlo, eso sí, comprobando antes qué tarifa eléctrica y modelo te resultan más convenientes.

Aplicando nuestras sugerencias no habrá cambio de estación que se te resista y disfrutarás de la belleza del otoño también en tu hogar. ¿Se te ocurre algún otro truco infalible? Anímate y compártelo con nosotros en los comentarios

Únete a la discusión

Comparar listados

Comparar